Zinko Sentidos

Thursday, October 12, 2006


"TENGO UN CORAZÓN QUE SE LEVANTA TEMPRANITO"

"Hace tiempo que te digo que yo siento que me muero..." canta Fonseca a todo pulmón en todas las emisoras del país. Pero ¿De qué se muere Fonseca? Acaba de ser nominado al Grammy Latino en tres categorías: Mejor Album Tropical Contemporaneo por "Corazón", Grabación del Año por "Temando flores" y Mejor Canción Tropical por "Te mando flores".
Juan Fernando Fonseca es uno de los muchos jóvenes bogotanos que se pusieron a re - mezclar sonidos que Carlos Vives hace mucho mezcló. Producto de esa "innovación" musical, hoy por hoy, contamos con la presencia de Fanny Lu, Bonka, Mauricio y Palo de agua y todo esa chorrera de artistas que cantan lo mismo y hablan de lo mismo.
El caso Fonseca se vuelve más interesante con esta "sorpresiva" Inclusión en las nominaciones para el Grammy Latino 2006. ¿Qué hace que sea Fonseca y no cualquiera de los artistas que mencioné junto a él? Pues bien, a Fonseca le está yendo tan bien, está sonando tanto en las emisoras del país, sus videos están siendo tan "bien" recibidos en los canales musicales de Latinoamérica, que finalmente pudo reunir la "platica" que se necesitaba para pagar la inscripción en tan respetables premios a la música latina. Las palabras textuales del artista colombiano evidnecian la ventaja lleva sobre los demás:
“Es la primera vez que me inscribo en los Grammy Latinos. Esta es una alegría muy importante, un premio para mi disquera, para mi 'manager', para Bernardo Ossa, el productor”. Es decir, sí pagamos la inscripción y ofrecemos un buen producto a largo plazo todos ganamos, no sólo Fonseca, sino que manager, disquera, emisoreas, canales de videos, etc. comen de la misma olla.
Hoy son tantos los ritmos que vienen y van, aparecen y se queman, que la Industria Internacional Musical volvió sus ojos hacia Colombia con el propósito de explotar estas nuevas representaciones de "fusión" que, (por razones que desconozco), Carlos Vives y Bacilos ya no están vendiendo. El mundo consume cada vez más música latina, evidencia de ello son grandes estrellas latinoamericanas como Shakira, quien se ha consolidado como una industria viviente.
Uno se pregunta entonces ¿cuál es el verdadero reconocimiento que simboliza un premio Grammy? ¿Qué tuviste para pagar la inscripción? o que ¿tu música es más importante que la de tantos músicos nacionales que se entregan en cuerpo y alma a explorar nuevos sonidos, creando fusiones de verdad? Bueno, sea lo que sea, felicitaciones a Fonseca por sus tres nominaciones y por su posible "triunfo" la noche de Gala, ya que por fin se dieron cuenta de que "Mandando Flores" se recibe platica.

Wednesday, October 04, 2006



Santafé de Bogotá, capital de uno de los países más hermosos de Latinoamérica y sede de los más importantes eventos del continente, abrió su hospitalidad para recibir a los 1500 estudiantes que se dieron cita. El motivo: asistir al XII Encuentro Latinoaméricano de Facultades de Comunicación Social realizado en la Pontifica Universidad Javeriana.
El evento reunió a los más importantes teóricos y pensadores latinoamericanos, no sólo del campo de comunicación sino de otras disciplinas. Todos seguían un mismo fin: tratar de vislumbrar en la Incertidumbre posibilidades de transformación y de apertura.
Las palabras se fueron tomando al coliseo y a su auditorio cuando, en medio del espectáculo ofrecido por el Ballet Folklórico de Colombia, se invitó a todos los asistentes a entregarse a las posibilidades que este espacio ofrecería.
El Congreso arrancó y ahí se limitaron las descripciones, ya que cada asistente vivió una experiencia diferente según el conversatorio al que asistía. Personalmente (debo confesarlo) tuve el atrevimiento de entrar al Conversatorio de Jesús Martín Barbero sin estar inscrita. No podía resignarme a ése comentario hiriente y desolador: "se acabaron los cupos". Me colé en la fila y muy discretamente tapé el número de mi conversatorio en la escarapela. Logré pasar la barrera de seguridad con una facilidad inmensa, sin embargo eso no desestimó mi super hazaña.
Me senté frente a la mesa de Barbero y sentí, curiosamente, una exaltación chistosa cuando éste se acercó a tomar asiento. No despegué los ojos ni los oídos un sólo momento de lo que decía, sentía que estaba teniendo mi primer encuentro con aquel hombre a quien he admirado desde que lo leí por primera vez; sentía que estaba frente a uno de esos héroes de la infancia que te hacen imaginar un mundo más maravilloso con todas las ideas que te venden.
La idea de unión lationoaméricana, el concepto de extrangerismo, la importancia que los estudiantes de comunicación tenemos para la sociedad, el compromiso que adquirimos cuando nos aventuramos a esto, la necesidad de formar redes entre nosotros, el compromiso social tan gigante, las fertilidad de la incertidumbre, la inmensa posibilidad que brinda lo desconocido y la generación de nuevas propuestas a partir de acontecimientos...tantas ideas maravillosas que no todos tuvieron la oportunidad de escuchar...
Concluí ése día que vale la pena jugársela con todo por esta profesión y que no vale la pena llenarse de excusas propias de el eje dominante (como que los medios controlan todo) para justificar nuestra inactividad. Los acontecimientos, las sorpresas, lo impredecible, las nuevas ideas y las nuevas formas de transmitirlas, se hacen difíciles de traducir para los grandes medios, porque los acontecimientos no caben en el discurso manipulador.
¡Qué viva Barbero! ¡Qué viva la Unión entre estudiantes! ...lástima por los que no se atrevieron...