Zinko Sentidos

Thursday, September 21, 2006



"Terminemos"

Me atrevo a utilizar este espacio para dejar salir un serie de comentarios y reflexiones que he almacenado con el tiempo. No siempre es fácil para un mujer, a los 21 años, dar por terminada una relación en la que creía profundamente.
Quiero escribir porque siento que debo compartir con el que lea esto la idea que tengo con respecto a una ruptura. Para mí una ruptura no significa decir: "terminemos", la ruptura verdadera se dá cuando el amor se va, cuando el amor se acaba, cuando el amor termina. ¿Por qué le damos tanta importancia al amor? ¿Qué es lo que tiene el amor de emocionante que se niega muchas veces a darse por vencido y otras tantas a morir?
Yo, personalmente me atrevo a confesar que nunca he amado de verdad. Cuando he compartido mi vida con alguien lo que hago es empezar a depender de ese alguien; empezaba a sentir que lo necesitaba, que lo requería con urgencia, sacrificaba mi libertad por estar con él buscando exprimir toda esa felicidad que, según yo, sólo él podía brindarme. ¿No es esto lo que casi todos hacen? Las mariposas del amor no son eternas y con el tiempo parecen transformarse en peligrosos imanes que desde el estómago atraen al otro porque no nos sentimos capaces de vivir felizmente sin sentirlo como una extermidad más.

Hace poco, dejé ir a una de las personas que creí que amaba más en el mundo.
En principio (como lo escribí más abajo en esta columna) sentía que mi mundo brillaba porque el amor había llegado, pero los seres humanos somos tan complejos, las mujeres somos tan misteriosas que aveces ni nosotras mismas terminamos de conocernos. Mi espacio se fué transformando porque empecé a permitirle a ése sentimiento formar parte de todo, meterse en todos mis espacios y en absolutamente todos mis momentos. Pues bien, lo que empezó como una ilusión maravillosa se fué transformando para mí en un espacio sofocante del que no me podía salir. Lo peor de todo era que yo misma me sofocaba, yo misma me obligaba a estar ahí, a hacer cosas que no quería, por el simple hecho de buscar felicidad fuera de mí...peor aún, por poner mi felicidad en alguien más.
¿Por qué desde niños nos venden esta idea del amor como algo fácil y digerible? No lo és. Tal vés el sentimiento solito lo sea, pero la mayoría están tan llenos de necesidades, tan llenos de expecativas, tan llenos de ilusiones, de sueños con respecto al otro, que aveces se hace imposible no depender. El otro representa todo en lo que se ha creído, todas las ideas de romanticismo, de enamoramiento, de compartir con, de intimidad, todas las simboliza el otro. Nunca nos enseñan a soñar el amor con los piés puestos en la tierra. Nunca nos dicen por qué compartir no es fácil, por qué las mariposas se van, ni por qué las personas se transforman. Nunca aceptamos relamente que ninguno es dueño del otro.

Ahora que estoy sola veo las cosas distinto. Ahora me considero afortunada porque siento que cada día maduro más como persona, como mujer, como amiga, como hija, como profesional. Ahora estoy construyendo una cantidad de sueños y de planes propios que no van a truncarse por nadie, mucho menos por mí. Pienso que la mejor manera de compartir de verdad algo con alguien es teniendo que compartir, teniendo un mundo propio que no se altere porque aparece alguien. La mejor alternativa para vencer la dependencia es la independencia y esta última requiere trabajo y esfuerzo propio. Me gustaría gritarle a todas esa mujeres que veo dependientes, sumisas, relegadas, abnegadas en una relación, que la tranquilidad esta ahí dentro de ellas y que no necesitan ser la extermidad de un hombre para vivir felices. Sin embargo de nada serviría, de nada me sirvió a mí hasta que por mis propios medios tomé mi decisión.
La vida de una mujer es más que ser "la novia de...", es mucho más que depender y necesitar.
La vida es demasiado linda, bastante valiosa, tan llena de oportunidades que no vale la pena frenarse en el camino a menos que sea para aprender y seguir andando. Por eso lo único que puedo decir es "mujeres, por favor...terminemos con todas esas ideas idiotas de que sólo con una persona al lado se puede alcanzar la felicidad".
Ahora queda vivir, disfrutar y estar abierta a la posibilidad de vivir al máximo cada momento...veremos qué pasa.

3 Comments:

  • Me parece que puedes razón en todo lo que estás diciendo... muchas veces las mujeres comenzamos las relaciones buscando la propia felicidad no con, sino gracias a la compañía de otra persona; buscando una dependencia que luego se torna en costumbre. Costumbres femeninas.


    Me gusta tu invitación a cuestionarse y a aterrizar... creo que el texto logra tocar las fibras femeninas y, como un buen escrito periodístico, tiene el potencial de movilizar.

    By Blogger María del Mar, at 5:10 PM  

  • Me pareció bien interesante la reacción de María del Mar en torno a tu comentario. Fíjate como lograste despertar cosas en una de tus lectoras. Esa movilización de ideas que mueven ideas en el otro es lo que los teóricos de la comunicación llaman "crear sentido". Total que desde el punto de vista de la comunicación lograste algo importante. La sinceridad con que uno escribe también conmueve y eso se nota en lo que hiciste... Hubo mucha intensidad

    By Blogger Jorge Manrique, at 10:08 AM  

  • me parece un poco feminista. ademas note en el comentario algo de molestia con respecto a las relaciones.

    By Blogger Jota, at 6:25 PM  

Post a Comment

<< Home